La Unión Cesaraugusta reclama al Ayuntamiento que priorice el plan de movilidad sostenible

La Unión Vecinal Cesaraugusta reclama que tras la aprobación del presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza en el que se incluyó una partida de 877.400 euros para el desarrollo del plan de movilidad sostenible, “este se ponga en marcha de inmediato porque durante el último año apenas ha habido avances”. A juicio de la Unión, el debate y la implantación de medidas concretas en relación al Plan Urbano de Movilidad Sostenible (PUMS) “es un tema prioritario porque prácticamente afecta a todos los zaragozanos en algo tan cotidiano y habitual como son los desplazamientos que realizan por la ciudad”.

El presidente de la Unión, José Luis Rivas, destaca que “más allá de la construcción de algún carril bici, poco más se ha hecho, cuando lo primero y básico es avanzar hacia un modelo de movilidad sostenible que contemple formas de desplazamiento dentro de la ciudad que mejoren la calidad de vida de sus vecinos”. En este sentido, propone un debate amplio sobre la movilidad peatonal, el transporte colectivo, el aparcamiento, las terminales o nodos urbanos, la integración de tarifas, la relación entre la bicicleta y el peatón…

Poniendo el foco en el transporte público, que es una de las prioridades ciudadanas, la Unión Vecinal Cesaraugusta entiende que la puesta en marcha del tranvía “trajo consigo la desconexión de muchos barrios”. Por lo tanto, “la primera cuestión que resulta evidente es que no existe conexión entre algunos barrios o algunos distritos; han surgido nuevos barrios, nuevas necesidades, se ha introducido el tranvía, pero las líneas de autobús parecen inamovibles”.

La Unión considera que “la mayoría de las líneas funcionan como si fueran dos, cortadas en el centro de la ciudad”. El objetivo de las últimas modificaciones que se llevaron a cabo fue acercar algunos barrios al tranvía, “pero la línea construida, la única que se consideraba rentable, discurre muy lejos de muchas partes de la ciudad. Esto ha hecho que se obligue al ciudadano a llegar en autobús al tranvía para rentabilizarlo, sin que exista otro medio para ir al centro”, explica José Luis Rivas.

Por otra parte, hay distritos donde entran varias líneas de autobús y otros a los que entran menos. “Y el origen de esta situación parece que no ha sido otro que la intensidad de las reivindicaciones que se han llevado a cabo”, prosigue la Unión.

Por lo tanto, a la vista del diseño de las líneas actuales, de las coincidencias en muchos recorridos, de que la ciudad ha “englobado” a barrios antes periféricos o inexistentes, y de que se han ejecutado nuevas vías urbanas que pueden mejorar la accesibilidad de muchos barrios, la Unión considera necesaria “una redefinición global de la parte de la movilidad que afecta al transporte público de la ciudad”.

En este sentido, concluye el presidente de la Unión, “la nueva red de autobuses debería hacer posible cualquier desplazamiento entre dos partes de la ciudad mediante un único transbordo; se debería pensar más en ejes y no tanto en líneas, además de los necesarios recorridos anulares que las relacionen”. Por último, recuerda que “un buen sistema de transporte público, cuantas más paradas tiene, es más usado por el ciudadano”.

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.