EL PABELLÓN PUENTE SEDE DE LA AUTOMOCIÓN. ZARAGOZA ASPIRA A SER LA CAPITAL DE LA MOVILIDAD DE EUROPA

Más de 20 empresas han firmado el lunes 18 de junio de 2018 un acuerdo de intenciones de adhesión al proyecto.

El pabellón puente, cuya cimentación es el edificio más alto de Zaragoza, solo que enterrado, demasiado próximo al puente del tercer milenio (se advirtió muchas veces antes de construirlo), demasiado ambicioso, demasiado …. demasiado todo.

Resulta que lleva vacío 10 años. Que no sirve para nada. Ni para cruzar el Ebro.

Como nadie sabía qué hacer con él, parece ser que el año 2008 fue cedido a la Fundación ibercaja. El año 2008 ….. llegó la crisis. Y con ella las posibilidades de inversión. Insistimos, 10 años cerrado. Pero nadie dice nada.

Por fin, este año 2018, parece que hay elecciones cerca, se firma un acuerdo de intenciones (foto, discursos, … lo de siempre).  El Gobierno de Aragón invertirá un millón y medio de euros  para acondicionar el puente (se supone que para ponerlo al día después de 10 años de abandono) y la Fundación IberCaja invertirá una cantidad indeterminada para el equipamiento.

¿Y qué pretende esta sede de la sostenibilidad, vanguardia de la movilidad y de la conectividad, referente nacional y europeo de ciudad inteligente y movilidad?

Convertir a Zaragoza en capital de la movilidad, un proyecto innovador y ambicioso, con el propósito de generar empleo, ventana al futuro y a la defensa del medio ambiente, centro de referencia de la innovación, espacio dedicado a la movilidad sostenible, foros de debate y encuentro, …. (todo esto se ha publicado en la prensa).

O sea, en otras palabras, espacios expositivos para todos los públicos, un museo permanente del automóvil y exposiciones temporales de coches conceptuales (exposición de nuevos lanzamientos al mercado), además de un área de restauración.

Tenemos un proyecto.

Pero ahora se plantea si se podrá cruzar libremente o no. Si habrá que pagar peaje para cruzar, vamos. Porque, ¿de quién es el puente? ¿Alguien nos lo puede decir?

¿Por qué no se plantea un uso razonable para esta obra carísima e inútil?

¿Es que no puede servir todo él para restaurantes o para cualquier otro uso, que podría decidir la ciudadanía mediante votación?

Debemos reivindicar el uso libre del puente. LIBRE. PARA TODOS.

 

Constancio Navarro Lomba.

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.