Cuando en diciembre de 2007, el Ayuntamiento de Zaragoza aprobó el Plan General de Ordenación Urbana que fue confirmado en la Sesión Plenaria del 25 de enero de 2008, se contemplaba en ese Plan que parte de los terrenos donde se ubicaba una de las joyas de nuestro patrimonio industrial aragonés, eran edificables, Averly.

Se consideró que las antiguas naves vacías y en un estado de franco deterioro no tenían valor histórico, protegiendo en cambio los edificios principales, la maquinaria, las oficinas, portería y pasaje parque los edificios anejos, documentación, rieles de transporte y una curiosa central hidroeléctrica del sótano.

Del resto, una promotora de viviendas, amparada en el Plan General de Ordenación Urbana, inició los necesarios trámites para edificar redactando un Plan Especial, pero …. surgió una Plataforma en defensa de la reparación de la totalidad del conjunto.

La judicialización del caso, inevitable, terminó con varias sentencias todas ellas desfavorables para los proteccionistas, se tuvo que aprobar el plan presentado y el derribo de lo no protegido, permitiendo tanto la construcción de viviendas como la transformación de la parte catalogada en Museo de la Industria.

En un estado de derecho, si no existe la seguridad jurídica, es imposible la convivencia pacífica, las normas deben cumplirse, no se pueden saltar por petición popular; si el clamor es general deberán ser modificadas o anuladas, pero hasta que eso pase, si pasa, las normas deben cumplirse y no puedes hacer caso omiso de las mismas por muy justa que consideres la razón paro no cumplirlas.

Se podría haber acordado el mantenimiento integro, pero para ello hubiese sido necesario lo que al gobierno le falta, cintura política, encontrar acuerdos mayoritarios, sabe imponerse, pero no pactar.

Mucho nos tememos que de haber conseguido ese pacto, a las naves y resto de Averly les correría la misma suerte que otros edificios notables de nuestra ciudad, sólo mirar al Teatro Fleta pongo por caso, y después de 25 años, Averly sería un montón de ruinas.

José Luis Rivas Elcoro

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.