Zaragoza ya tiene alcalde y equipo de gobierno. Nuevos nombres y partidos asumen la responsabilidad de dirigir la ciudad y dentro de un tiempo serán juzgados por lo que hagan con ella. Lo que ahora importa, en cualquier caso, es el presente, aunque no podemos olvidar que venimos de cuatro años frustrantes, de cantos de sirenas y políticas de ciencia ficción. Y la ciudad no puede permitirse continuar con esa inacción.

Hay muchas cosas por hacer. Tan solo hay que darse una vuelta por los barrios y comprobar que sigue habiendo carencias: aceras sin arreglar, peligrosos alcorques, bordillos que rebajar, mejoras en zonas verdes… En fin, esas cosas, unas pequeñas y otras no tanto, cuya resolución produce muchas satisfacciones.

Pero Zaragoza necesita algo más. Urge que coja impulso de inmediato, que se sitúe entre las ciudades con más tirón y atractivo de España. Ese tren ha arrancado y si no queremos perderlo, hay que correr. En esa tarea, el Ayuntamiento, entre otros ´actores`, tiene la primera palabra para que Zaragoza sea un referente del noreste del país; que ejerza de imán y polo de atracción y al mismo tiempo que exporte su atractivo.

Para lograrlo hay que empezar a sentar las bases de inmediato. Ponerse a trabajar desde el minuto uno de este nuevo partido de cuatro años cuyo segundero ya está marcando la cuenta atrás. La empresa requiere de todo tipo de decisiones: pequeñas, medianas y grandes. Pero, sobre todo, de diálogo, de tener la capacidad para poner en común el impulso de diferentes agentes. En eso estriba la diferencia entre un buen y un mal gobierno.

Desde la Unión Vecinal Cesaraugusta tenemos claro que ese es el camino y que para que Zaragoza dé el salto hay que ponerse metas, plazos y tomar decisiones. Por ejemplo, para impulsar la capacidad de diálogo, se nos ocurre que tal vez no haya que volver a embarcarse en la frustrante reforma del Reglamento de Participación Ciudadana. Con que se ponga al día y se cumpla lo mucho y bueno que sigue sin aplicarse del que ya existe, sería más que suficiente.

Por supuesto, hay que agilizar la conclusión de grandes ejes viarios como las avenidas de Navarra, Valencia, Tenor Fleta o Cataluña. Tal vez sean los símbolos más evidentes de una ciudad inacabada cuyas cicatrices hacen daño a la vista y miran al pasado más que al futuro.

Está claro que hay que mejorar la movilidad. ¿Nos volveremos a enredar en la viabilidad de la línea 2 del tranvía cuando todavía no hemos resuelto cómo mejorar las frecuencias de la línea 1, ni se ha logrado una eficiente reorganización del transporte público?

Recientemente, desde la Unión Cesaraugusta impulsamos un estudio de opinión sobre la limpieza pública de la ciudad. Los resultados son preocupantes y la inquietud al respecto de los vecinos, creciente. Ahí tenemos un buen punto de partida para empezar a trabajar.

Lo mismo podría decirse de la situación de las zonas verdes, cuyo deterioro en los últimos años es palpable; de la necesidad de apostar y dialogar con otras instituciones y empresas para hacer de la rehabilitación de viviendas antiguas una política social de primer nivel; como también lo debe ser la atención a nuestros mayores o pensar en fórmulas para que el pequeño y mediano comercio no desaparezca de la centralidad de Zaragoza y de sus barrios.

El listado de grandes retos cuya buena gestión nos debe impulsar como ciudad da mucho más de sí: resolver definitivamente el legado de la Expo y el futuro de La Romareda; apostar por la descentralización, pero sin que se convierta en un aquí opinamos todos de todo para, al final, no dejar contento a casi nadie; conseguir que la ley de capitalidad sea una herramienta justa de redistribución de los recursos; lograr que ocio y descanso convivan en armonía… Lo dicho, mucho por hacer, así que a la tarea, que el tiempo pasa rápido.

José Luis Rivas

Presidente de la Unión Vecinal Cesaraugusta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies